Platos

El alfarero torneaba el plato y la pintora lo decoraba con todo el repertorio de motivos ornamentales de la época y con una buena dosis de imaginación.

Filtros activos